Pasar al contenido principal

La Vilella Alta

Se encuentra usted aquí

Imatge de la vila de la Vilella Alta

SITUACIÓN:

Altitud: 327. Superficie: 5,20 ha. Población: 135 hab. Municipio situado en el valle que configura el riachuelo de Scala Dei, hasta poco antes de su confluencia con el río Montsant, dentro del término vecino de la Vilella Baixa. A la derecha del río se alzan los riscos de Montalts. El término es accidentado por las vertientes meridionales de la sierra de Montsant. El pueblo se encuentra alineado alrededor de la calle Mayor, sobre una línea de sierra y las vertientes adyacentes, un poco elevado respecto al riachuelo de Scala Dei, que transcurre atravesando la totalidad del término municipal a los pies de los riscos dels Montalts.

HISTORIA:

La fundación del pueblo data de 1286 y es obra de la Cartuja de Scala Dei. Su historia está estrechamente ligada al monasterio. Probablemente, los primeros pobladores fueron famílias procedentes del pueblo vecino de Montalt (hoy desaparecido), cuando los monjes ofrecían tierras a todos los que voluntariamente abandonasen el lugar.

Sobre la fundación del municipio existe una leyenda que la atribuye a dos hermanos llamados Vilella, que fundaron simultáneamente La Vilella Alta y La Vilella Baixa. Esta leyenda no tiene demasiado fundamento histórico, ya que según parece La Vilella Baixa tiene un origen mucho más antiguo.

A lo largo del siglo XVII, La Vilella Alta aparece nombrada indistintamente como Vilella d'Amunt (Vilella de Arriba) y Vilella de Dalt (Villella de Encima). A finales de siglo abunda el nombre de La Vilella Alta, que se impone definitivamente a principios del siglo XVIII.

FIESTAS Y COSTUMBRES:

La fiesta mayor se celebra el 18 de enero, por Santa Prisca; también es festivo el 13 de diciembre, día de Santa Lucía. En julio se celebran las fiestas de verano por San Jaime (25 de julio) y el segundo domingo de agosto se organiza una exhibición de sardanas. A principios de julio se organiza la muestra de vinos locales Tasta Vilella.

LUGARES DE INTERÉS:

El edificio más notable es la iglesia parroquial de Santa Lucía, de la segunda mitad del siglo XVIII, de estilo neoclásico y barroco. En la iglesia se conserva un retablo pintado de estilo renacentista. También son notables el edificio de La Societat La Veritable Aliança y Ca l'Ardèvol. 

También destacan los edificios señoriales de la calle Mayor y el tipismo de sus calles, muy representativos de lo que son las calles del Priorat, en especial las calles Mayor, de l'Ereta y Nou. 

También destaca la Font Vella y la Font Àvia, puntos primitivos en el suministro de agua a la población. En tiempos de sequía era obligado recoger la popular "post", una pieza de madera que pasaba casa por casa para conceder turno para ir a buscar agua. Hoy, la Font Vella, reconvertida en área de recreo, es atravesada por un sendero de largo recorrido del GR7-4.